¿Cómo saber si estoy en cetosis?

Al comenzar la dieta Keto, el objetivo es entrar en cetosis, sin embargo a menudo te haces la pregunta: ¿Cómo saber si estoy en cetosis?. Al embarcarte en una dieta bajísima en carbohidratos, moderada en proteínas y alta en grasas, el propósito es que el cuerpo entre en cetosis, o bien que utilice la grasa como fuente de energía en vez de los carbohidratos.

Al presentar varios de las señales que te presentare a continuación, la pregunta ¿Cómo saber si estoy en cetosis? comenzará a quedar resuelta ya que tu cuerpo da claros indicadores en todo el proceso. Determinados signos son bienvenidos como la perdida de peso y la reducción de la hinchazón; otros son más desafiantes tal como la “gripe keto”.

Todos son signos de que tu cuerpo hace la transición de depender de la glucosa (carbohidratos/azúcar) para conseguir energía a usar las cetonas (grasas) como fuente de energía. Si tienes ganas de saber si pasas a la cetosis, busca las próximas señales en tu cuerpo. Tanto si tienes algunos signos como si los tienes todos , son señales de que estás en camino a la ella.

¿Cómo saber si estoy en cetosis?

¿Cómo saber si estoy en cetosis?

Las diez principales señales para saber que estás entrando en Cetosis

1. Insomnio

Senales de la cetosis Insomnio

Una de las principales señales para responder a la pregunta ¿Cómo saber si estoy en cetosis? son los inconvenientes para mantenerte dormido ya que significa que te estás ajustando a los cambios que traen la cetosis.

Los estudios detallan que al principio puedes tener etapas más cortas de sueño o bien “sueño desincronizado” en la cetosis. Este estado debería resolverse en un par de semanas.

2. Mejora del desempeño cognitivo

Mejora del desempeno cognitivo

Es posible que experimentes algo de neblina cerebral a lo largo de tu iniciación en el keto, tras un par de semanas, tendrás un mejor desempeño cognitivo generalmente. ¿Por qué razón? Porque el cerebro ama las cetonas.

Los estudios detallan que las cetonas mejoran todas y cada una de las áreas de la función cognitiva, introduciendo la claridad mental, el enfoque y la concentración. Además, puedes presenciar una mejora del humor y una disminución de los síntomas relacionados con la ansiedad.

3. Aliento de Keto

aliento keto

Si estas teniendo en tu aliento una fragancia frutal, a acetona o bien a metálico, te llega lo que se conoce como “aliento a keto”. En el momento en que tu cuerpo quema grasa en vez de glucosa para conseguir energía, el subproducto son las cetonas, y al inicio generará más de las que tu cuerpo necesita.

Cuando tu cuerpo no posee más reservas de glucosa para conseguir energía y empieza a ser más eficaz en la utilización de las cetonas para la energía, entonces el aliento keto comenzara a solucionarse.

4. Supresión del apetito

falta de apetito

Hay dos hormonas concretas que influyen en nuestro apetito y hambre. La hormona, grehlin, que se conoce como la hormona del apetito. La otra es la colecistoquinina (CCK), una hormona que provoca que te sientas lleno.

Con el incremento de los niveles de cetonas, hay una reducción de estas dos hormonas relacionadas con el apetito, por lo cual acabas sintiéndote menos hambriento y más satisfecho entre comidas. Además apreciarás que puedes pasar sin esfuerzo a lo largo de más tiempo sin sentir apetito y vas a tener menos antojos de alimentos procesados.

5. Fatiga

fatiga y falta de energia

La fatiga es un efecto secundario común y de corto plazo que se produce en el momento en que se hace la transición a un modo de vida en cetosis debido a la deshidratación.

En el momento en que se disminuye el consumo de carbohidratos, el cuerpo genera menos insulina y usa sus reservas de glucógeno cuando esto sucede tu cuerpo excreta más agua.

6. Disminución de la energía para el ejercicio

Disminucion de la energia para el ejercicio

En el momento en que comienzas la dieta, la fatiga puede hacerte sentir que no tienes la misma energía a la que estás habituado. En verdad, puedes sentir que no la tienes en lo más mínimo. Eso está bien. La disminución del desempeño además es común y suele darse en el momento en que se empieza una dieta keto.

Cuando tu cuerpo se ajusta a convertir las cetonas como fuente de energia, no solo volverás a tus escenarios regulares de desempeño, sino además descubrirás que tienes aún más resistencia. Date dos semanas para ajustarte al keto y el síntoma se disipará.

7. Calambres musculares

Calambres musculares

En el momento en que se disminuye el consumo de carbohidratos a un nivel muy bajo, el cuerpo genera menos insulina. Con menos insulina, tus riñones liberan más sodio, lo que puede desestabilizar sus otros electrolitos fundamentales y ocasionar calambres musculares temporales.

De la misma manera que con la fatiga, añadir una migaja de sal del Himalaya al agua puede contribuir a equilibrar los electrolitos y darte algún alivio.

8. Inconvenientes digestivos

Inconvenientes digestivos

En el momento en que comienzas la dieta keto y tu cuerpo no está habituado a digerir enormes proporciones de grasa, puedes ver al principio determinados inconvenientes digestivos como la diarrea o el estreñimiento.

A lo largo del periodo de transición, puede ser útil tomar enzimas digestivas diseñadas para contribuir a la digestión de la grasa. De la misma manera que los otros síntomas iniciales de la transición a una dieta keto, la digestión mejorara una vez tu cuerpo se ajuste.

9. Pérdida de peso

Perdida de peso

Esta es una de las señales que no podemos obviar al responder la pregunta ¿Cómo saber si estoy en cetosis?. Ya que muchas personas comienzan a ver resultados positivos al perder peso, y pueden mantenerse si se prosigue el modo de vida a lo largo de bastante tiempo.

Esto se origina por que la cetosis tiene un efecto diurético en tu cuerpo, lo que resulta en una veloz pérdida de peso en agua (por tal razón, toma medidas para seguir estando hidratado).

10. Incremento de las cetonas en la sangre

La manera más fácil de corroborar la pregunta de ¿Cómo saber si estoy en cetosis? es investigar tus cetonas con un medidor de análisis de sangre. Estás en cetosis cuando tus niveles de cetonas están en o sobre 0.5 mmol/L. Cuando tu cuerpo transforma en un comburente, los niveles de cetonas tienen la posibilidad de bajar un tanto desde el incremento inicial. Esto no significa que no estés en cetosis. Mientras tus cetonas registren 0.5 mmol/L o más, ¡estás en cetosis!

CONCLUSIÓN

Al llegar al final del post la pregunta ¿Cómo saber si estoy en cetosis? te llevará a la conclusión que para llegar a ese estado tu cuerpo pasara por varios cambios para la hacer el cambio de fuente de energía.

Todos los signos anteriores son indicaciones de que estás en cetosis y en camino hacia el siguiente paso y el objetivo final de un estilo de vida cetogénico: la adaptación de la grasa. Estar “adaptado a la grasa”, o estar completamente en transición para depender de la grasa para la energía puede tomar muchas semanas o varios meses. Pero una vez que esté allí, cosechará los beneficios de una pérdida de grasa continua, energía y concentración sostenidas, menos hambre e irritabilidad entre comidas y una mejor salud general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *